DeportesDestacadaGeneralHola Libre

Los Spurs se rindieron a Manu Ginóbili.

Su número se convirtió en el noveno de la franquicia que no puede ser utilizado por nadie más, salvo que el bahiense lo autorice por alguna situación especial.

Anoche, los Spurs de San Antonio completaron el ritual y retiraron la camiseta número 20 del argentino Emanuel David Ginóbili, que ahora cuelga, para siempre, del techo del AT&T Center, en lo que es el homenaje más grande que puede recibir un jugador por parte de una franquicia.

El partido terminó y llegaron las palabras de sus ex compañeros; su entrenador Popovich y el discurso de Manu que emocionó a todos. Llegó el momento y su camiseta se descubrió junto a la 21 de Tim Duncan, uno de sus grandes socios dentro de la cancha.

Ese honor es para pocos y el argentino lo merecía como ninguno. Llegó a la NBA como desconocido,  salió campeón en su primer torneo consiguiendo algo inédito para nuestro país, y después ganó tres más, porque la historia le quedaba chica.
La leyenda nació y ahora le queda un paso más que no tardará en llegar, o no debería: entrar al Salón de la Fama de la NBA, que reconoce a los más grandes que dio el básquet.
Muestra Más

Artículos relacionados

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close