DestacadaGeneralPolicialesProvinciales

Desde la policía dicen que están dadas las condiciones para continuar el servicio.

Frente a la medida, los choferes decidieron continuar en asamblea para analizar si continuarán o no con la medida de fuerza, motivo por el cual, el servicio todavía no se ha retomado. 

Luego de que un chofer del Grupo 600 fuera apuñalado durante la madrugada de este viernes en el interior del barrio Colombia, de Las Heras, el servicio resultó interrumpido ya que los compañeros de trabajo de las víctimas exigieron mayores condiciones de seguridad para trabajar. Las mismas fueron otorgadas y se estima que en el transcurso de la mañana el servicio será habilitado.

«Los choferes pedían que viajara un policía a bordo de cada unidad del grupo, es decir, unos 200 efectivos y eso se resolvió. Al menos hoy se ha garantizado un policía por micro. Esto en el tiempo no podrá sostenerse por cuestiones operativas y analizaremos nuevas estrategias para garantizar la seguridad que necesitan tanto los trabajadores como los pasajeros», expresó el comisario Ernesto Gómez.

Frente a la medida, los choferes decidieron continuar en asamblea para analizar si continuarán o no con la medida de fuerza, motivo por el cual, el servicio todavía no se ha retomado. 

Mientras tanto, los pasajeros continúan aguardando la salida de los coches para poder llegar a sus puestos de trabajo. Si bien refieren malestar por la situación, también entienden y empatizan con el reclamo de los colectiveros.

Muestra Más

Artículos relacionados

Verifica también

Close

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Close