DestacadasGeneralInternacional

Internacionales: Dos muertos en un atentado antisemita en Alemania.

"En base a la información actual, asumimos que fue al menos un ataque antisemita.

Dos personas han muerto hoy y dos han resultado heridas en la ciudad alemana de Halle (en el estado oriental de Sajonia-Anhalt), en un tiroteo junto a una sinagoga y un restaurante turco. La canciller alemana, Angela Merkel, ha calificado de «atentado» el ataque y ha expresado su solidaridad con los judíos. Por su parte, el ministro del Interior, Horst Seehofer, ha informado que ha sido un ataque «antisemita» posiblemente de «extrema derecha».

«En base a la información actual, asumimos que fue al menos un ataque antisemita. Según la fiscalía federal, hay suficientes indicios de que posiblemente hubo motivación de extrema derecha», dijo Seehofer en un comunicado.

En un primer momento, se informó que había varios atacantes, pero finalmente se ha confirmado que fue una única persona, un alemán de 27 años.

El detenido es un ciudadano alemán, según fuentes gubernamentales consultadas por el Frankfurter Allgemeine Zeitung. Según informaciones del semanario ‘Der Spiegel’, el ataque lo habría perpetrado un hombre solo, identificado como un alemán de 27 años y de nombre Stephan B., que actuó por motivos antisemitas o ultraderechistas.

El autor del ataque filmó el atentado y luego lo subió a internet, según el sitio estadounidense de vigilancia en línea SITE Intelligence Group, informó France Presse. «35 minutos de grabación de una cámara situada en el casco fueron subidos a un sitio de vídeojuegos», informó el grupo mediante un tuit. En un fragmento de la grabación al que tuvo acceso la AFP el sospechoso lanza una diatriba antisemítica en inglés.

La canciller «sigue el desarrollo de los acontecimientos tras el atentado de Halle» y expresa su «solidaridad a todos los judíos por ese día de fiesta que es el Yom Kippur», declaró su portavoz Steffen Seibert en Twitter.

La Fiscalía General había asumido la investigación del tiroteo en Halle, lo que daba pistas de que podría ser un acto de terrorismo. Tras el tiroteo mortal en Halle, en las ciudades de Leipzig y Dresde se ha reforzado la presencia policial en las sinagogas y cementerios judíos.

No hay heridos entre la comunidad judía, según el rabino de la sinagoga, por lo que las víctimas eran simplemente personas que pasaban por allí. El presidente de la comunidad judía en esa ciudad, Max Privorozki, está convencido sin embargo de que el objetivo era el templo. «Hemos revisado las cámaras de vídeo de la sinagoga y en las imágenes se aprecia con claridad un individuo fuertemente armado como intentando derribar la puerta».

Según testigos citados por varios medios, al menos uno de los atacantes llevaba uniforme militar.

Los testigos del ataque contra el restaurante turco dijeron que escucharon disparos y el estallido de una granada. «Uno de los agresores llevaba un casco y ropa militar», dijo un hombre que estaba en el interior del restaurante, Conrad Rossler, a la cadena televisiva NTV.

«Lanzó una granada que estalló en la puerta del restaurante», agregó ese testigo, según France Presse.

Antes del anuncio del ministerio del Interior, la Fiscalía General ya había anunciado sus sospechas de que se trató de un acto de la extrema derecha. La primera pista lleva a Austria.

La policía federal se ha sumado a la investigación para apoyar a sus colegas regionales y reforzado los controles en estaciones y aeropuertos del centro del país, incluido los trayectos en dirección a Polonia y República Checa.

DOS HERIDOS

Además de las dos víctimas mortales, un hombre y una mujer, en el tiroteo se han producido al menos dos heridos, según el Hospital Universitario de Halle. Ambos fueron trasladados con heridas de bala y deberán ser intervenidos. El portavoz del centro hospitalario, Jens Müller, declaró que ante la situación poco clara en la que se encuentra la ciudad, se ha reforzado el personal de urgencias y liberados tres quirófanos.

Es la primera ocasión en la que se hace referencia a heridos en el tiroteo, que ha sido calificado por el primer ministro del Land de «indigno y cobarde». «No sólo ha roto a personas de nuestro centro, es una ataque a una vida pacífica en común en nuestro país», dijo Reiner Haseloff.

El ataque se produjo exactamente en la Humboldtstrasse, según informa la televisión pública regional.

Tras lo ocurrido en Halle, el primer ministro de Sajonia-Anhalt, Reiner Haseloff, ha interrumpido la ronda de contactos que mantenía en Bruselas con sus homólogos de otras regiones carboníferas. También ha regresado de urgencia a Magdeburg, el ministro de Interior, Holger Stahlnecht, que se encontraba de vacaciones.

CELEBRACIÓN DEL YOM KIPPUR

Precisamente, hoy se celebra el Yom Kippur, la fiesta más sagrada del judaísmo, el día del perdón y del arrepentimiento. Dada la festividad judía, el templo estaba lleno, según el presidente de la comunidad judía de Halle, Max Privorotzki. «Han sido las medidas de seguridad a la entrada del recinto lo que ha impedido la matanza», afirmó Privorotzki. En su interior había entre 70 y 80 fieles.

Las autoridades ordenaron el cierre inmediato de las estaciones de tren y de metro y han puesto en macha un dispositivo de búsqueda.

Muestra Más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close