CuriosidadesDestacadasEstilo de VidaGeneralHola LibreSaludSociales

En Mendoza Preocupa el aumento de enfermedades por relaciones sexuales.

A la pérdida del miedo al HIV que surgió en los '80, se suma la desinformación de la población sobre sus derechos, el género y la diversidad sexual. Según indicó Laura Schuster.

El aumento de las infecciones de transmisión sexual (ITS) como la sífilis tiene en alerta a los equipos de salud de Mendoza. Según aseguran los especialistas, el regreso de una de las enfermedades más antiguas está dado por la falta del uso del preservativo a la hora de tener relaciones sexuales.

A la pérdida del miedo al HIV que surgió en los ’80, se suma la desinformación de la población sobre sus derechos, el género y la diversidad sexual. Según indicó Laura Schuster, psicóloga especializada en salud sexual, existen una serie de mitos sobre el sexo y los métodos de protección que siguen arraigados en la sociedad, tanto en jóvenes como en adultos.

Para despejar dudas, el jueves 24 de octubre, de 8.30 a 10.30, en el Centro Integrador Comunitario de Ciudad, el área de Salud Reproductiva de Mendoza brindará un taller gratuito y abierto a la comunidad para abordar estos temas de forma didáctica, con juegos y hasta con cierto humor. En el tapete se pondrá sobre la mesa cuánto los mendocinos saben de sexo.

Previa inscripción, también se hablará sobre métodos de barrera, sexualidad y diversidad sexual y herramientas para que saber cómo moverse en torno a la salud pública o las páginas web confiables para consultar.

«Hicimos una prueba piloto el año pasado y logramos una convocatoria con la heterogeneidad buscada. Allí llegó un varón que buscaba herramientas para hablar con su hija, además de abuelas y estudiantes universitarios, todos con una inquietud diferente», contó Schuster.

«El mendocino sabe mucho de sexo y de métodos de protección también, pero de ahí a que la usen es muy distinto. Muchos saben que los preservativos se pueden conseguir en forma gratuita e incluso, la dinámica de un centro de salud», aseguró y afirmó que en los ’90 se pensaba que en un futuro el profiláctico sería «una segunda piel», pero no sucedió.

Los mitos

La psicóloga detalló que existen aún mitos en relación al condón, pero con sus colegas están tratando de despejar si son una falsa construcción colectiva o una excusa para no usarlo. Vinculado a esto regresa la invención sobre el sexo oral y la falsa de teoría de que no hay posibilidades de contagio.

Por su parte, los adolescentes tienen ideas mentirosas sobre la primera vez y los adultos creen que todos los jóvenes tienen relaciones sexuales.

En este sentido y de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en 2013, la edad media de inicio las relaciones sexuales es de 17,9 años para la región de Cuyo, cuando la media es de 17,3 años a nivel nacional.

La psicóloga expresó que es importante aprender a decir que no, planificar y posponer los encuentros cuando no se está preparado o resultan riesgosos.

«Posponer no es fácil pero es algo que hay que trabajar», indicó. En este sentido, los adolescentes son los más abiertos a escuchar, a preguntar y a poner en jaque sus estructuras.

Sexo lésbico

En los talleres que constantemente dicta esta área en escuelas y en espacios gubernamentales, un falo de madera se convierte en protagonista de la escena. Los presentes son invitados a poner a prueba sus conocimientos y colocar correctamente un forro. Están los que abren el envoltorio con los dientes, los que no quitan el aire de la punta y los que intentan más de una vez hasta dar con la clave.

De la misma forma, en estos encuentros se habla de las prácticas sexuales entre mujeres, que no son un tabú pero sigue haciendo ruido, aquí también hay falta de información y falta de inversión.

No existe un mercado para el preservativo femenino y los llamados «campos de látex» sólo sirven para la práctica del sexo oral sosteniéndolo sobre la vagina o el ano y su uso resulta un poco más complicado para la frotación genital.

Consiste en un rectángulo de látex que se fabrica en forma casera desenrollando un preservativo,  cortándolo a lo largo, abriéndolo y sacándole el  borde inferior.

«En esto de unir genitales no hay una forma de protección. La única forma es que estas dos mujeres que deciden armar una pareja luego se hagan estudios y si ninguna tiene nada, le den para adelante con las prácticas que decidan. En tanto, si la relación es casual, que lo hagan en forma menos riesgosa», dijo la especialista.

Y agregó: «La gente ve el armado del campo de látex como un trabajo y no como parte de una práctica, no como algo que se pueda incluir en la relación. Está asociado como a algo pesado».

El crecimiento de las enfermedades

Paulatinamente, el HIV dejó de ser mortal para convertirse en una enfermedad crónica y decayó el uso del preservativo, sobre todo en los adolescentes. Pero creció el número de casos de clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis.

Según datos de la Secretaría de Salud de la Nación, la tasa de pacientes con sífilis paso de 11,7 a 35,2, entre 2013 y 2017. Mientras, en 2018 trepó al 50,3. La mayoría de los casos se dio en la franja etaria de 15 a 24 años.  Aunque en Mendoza aun no se tienen datos específicos porque el Programa de ITS se inició en 2018, si se sabe que la provincia sigue la tendencia nacional.

Asimismo, el  Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA), en 2018 se registró en Mendoza una tasa del 24%, cada 100 mil habitantes, de pedidos de diagnóstico ante la sospecha de un herpes genital.

Cómo inscribirse

Todas las personas que quieran participar del curso puden hacerlo previa inscripción, hasta el martes 22 de octubre, inclusive. a saludreproductiva@mednoza.gov.ar o al 4236908.

Se dictará el jueves 24 de octubre, en el Centro Integrador Comunitario de Ciudad, ubicado en 9 de julio 3502, de 8.30 a 10.30.

Muestra Más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close